Verdes palabras

Aquí, sentado, alejado de ese ruido infernal que produce la civilización a mi alrededor, he descubierto un nuevo aliado a quien contar mis más ilustres batallas hasta ahora ocultas en el cajón cuál el de Pandora. No me he atrevido a abrirlo porque temía que mi yo racional y social se dejara vencer por el otro pasional y entusiasta.

Esta mañana, al levantarme, cegado aún por el resplandor de sustancias artificiales que dicen mejorar mi espíritu, he visto una luz que salía por ese cajón hasta ahora muerto y encerrado, bloqueado por mis íntimos temores, agobios y debilidades.

Sentado junto a la cama, frente al arcón milenario de mi corazón, cuán caballero que se entrega a los brazos de su amada y protectora, he entonado mi particular oda a mi fiel seguidora. Y tras pedirle fuerzas y valor, he visto una respuesta bañada de un color verde esperanza que jamás vislumbré en mis largas noches de insomnio auto provocado.

Continuar leyendo “Verdes palabras”

Atardecer

Atardecer, crepúsculo dorado del día glorioso…sol poniente que da paso a la penumbra del día…nubes grises que servís de techo a mi espíritu, no caigáis sobre mí, dejad que observe absorto la última luz de mi corazón. Voy hacia ti, espérame.

Comienzo este camino sin fin, derecho, acordonado por mis seres queridos, infranqueable, sin retorno, esperadme, por favor, no me dejéis solo.

Al fondo está la luz brillante pero apagada de mi vida, quiero volar, quiero correr, huir, escapar de este pasado que me atormenta, que me hiere en lo más profundo de mi ser.

Continuar leyendo “Atardecer”

Cuerpo vs Alma

Quietud, sollozo, melancolía, altanería, belleza, crepúsculo, sensibilidad, nostalgia, emoción, ilusión, lejanía, tranquilidad, mansedumbre…….distintos estados de ánimo que una persona con sentimientos puede albergar en su profunda alma….no los rechaces, entiéndelos, piensa en ellos, compréndelos….al final verás como tu persona es como ese majestuoso árbol solitario, cuyas ramas lo distinguen del resto de sus congéneres…tienen todo igual, pero nada idéntico…..somos árboles de la sabana, plantados por una mano divina y diseminados al azar………alegría, musicalidad, sencillez, magnificencia, potestad, plenitud, FELICIDAD.

©Javier Gómez2018

Dura espera…

Tras una larga semana de espera, por fin llegó el gran momento, ese momento que te relaja, que te hace sentirte libre nuevamente, ese momento que mientras que llega y no, es eterno….por fin, tras una larga semana de vigilia, de noches sin dormir, de tardes aburridas, por fin hoy, esta tarde, a una hora indeterminada pero inolvidable, apareció ante mis ojos…alto, bien nutrido, con gorra a lo americano pero sin el típico balbuceo estadounidense, sin ese movimiento continuo de mandíbula, denotando una sustancia insípida en su interior, en la mano solo un bolígrafo, y un papel para firmar.

Esta tarde ha sido una de esas tardes que se hacen de rogar. Uno de esos momentos que en la vida se superponen para alegremente entretenernos nuestra pobre existencia como seres en una inmensa galaxia desconocida para la orgullosa mente humana….

Continuar leyendo “Dura espera…”

Viscosidad

¡Viscosidad! Título rebuscado donde los haya, ¿verdad?

Yo te explico, amado y desinteresado lector de estas batallas letrísticas que rellenan este amago de vida literaria. La viscosidad es aquella cualidad de un fluido…bueno, no se me dan bien los tecnicismos, eso lo dejo para otras mentes, más despiertas y espabiladas que la mía, que son capaces de llevar lo abstracto al terreno de lo cotidiano, sin perder ni un ápice de la cordura humana. La viscosidad, según mi humilde opinión, es aquella cualidad de la mente humana, de mi mente, que impide razonar con claridad, que nos lleva a determinados estados anímicos que difícilmente fluyen con la claridad típica del iluminado. Supongo, que después de leer esta introducción, no te quedarán más ganas de seguir este absurdo relato de la inconsciencia propia de este ser humano, abatido por las desgracias y empujado por el abismo de la adversidad hacia parajes insospechados de la conciencia racional.

Continuar leyendo “Viscosidad”

Vivir

Para vivir más sencillamente por fuera, debemos arrancar primero las raíces que nos atan a la tierra regada por la hipocresía social. Los convencionalismos humanos no hacen sino aplicar la Ley de la Gravedad, cuánto más pesen en nuestro interior, más hundidos en el cieno de la mentira estaremos. 

©Javier Gómez2018

Mi sombra

…y caminaba tras de mí, seguía mis pasos, mi rumbo, mi dirección. Si paraba, ella se detenía, si aminoraba mi ritmo, disimuladamente aflojaba su paso. Silenciosa, sin rostro, impasible acataba mi sentido. Creo que siempre estuvo ahí, sin alejarse pero sin pasarme, incansable y con una parsimonia digna de una esfinge egipcia continuaba a mis espaldas. Me protegía y guardaba mi pasado con la delicadeza de una enamorada. Ahora, miro hacia atrás en mi recorrido y asumo que mis fracasos fueron los suyos y mis aciertos, sus progresos. A ti debo mi andar y a ti regalaré mi deambular. Sigue ahí vigilando para que mi ser sienta tu presencia, para que mis pasos venideros no pierdan el norte del futuro que está por venir. Llegaré hasta que, al mirar hacia atrás, sólo observe tu oscura presencia. Fiel compañera, muda testigo de mi progreso humano, a ti elevo mi cantar, a ti negra estampa de mi ser, a ti, Mi Sombra. 

©Javier Gómez2018

¡Olvídame!

Ojalá no hubiera….quizás si no….en vez de aquello….cuánto daría por no haber….si hubiese sabido…no debería haber….

Débil silueta es la imagen de nuestro pasado. Un pasado constantemente convertido en presente. Nos emociona rememorar todas esas batallas del pasado, pero no guerras ganadas, sino nuestros fracasos, nuestras equivocaciones y nuestros errores de antaño. Nuestra mente vuela constantemente a esos rincones oscuros, iluminados por la sinuosa luz de nuestro propio auto convencimiento. Queremos rememorar el pasado para justificar nuestro triste presente, y no nos damos cuenta, que esa amargura actual sólo proviene de la remembranza de nuestro tiempo anterior.

Continuar leyendo “¡Olvídame!”

Soledad, maldito tesoro

Llega un momento en la vida en el que el más liviano peso se te hace una carga insoportable. Ese momento en el cual cualquier contratiempo, lo conviertes en quejido, un suspiro en lamento y un recuerdo en olvido.

¿Cuántas horas pasaste deseando que llegara ese efímero momento de soledad? ¿Cuántas veces añoraste el poder estar a solas con tu vanidad? Si miras hacia tu más reciente pasado, encontrarás sin lugar a dudas, unos deseos irrefrenables por huir de todo aquello que implicara relación social y humana.

Para mí, llegado el momento de reflexionar sobre los innumerables tropiezos que mi inmadura madurez ha recreado una y otra vez a lo largo de mi existencia, no puedo sino maldecir aquellos muchos momentos de oquedad sentimental en los que añoraba la soledad. Esta fatiga que mi corazón rezuma en estos momentos no es otra que la causada por la búsqueda del vellocino de oro; una incesante carrera hacia un pronosticado hundimiento personal, hacia un vacío lleno de silencio, cargado de ilusiones y fantasías de una mente aún por modelar.

Continuar leyendo “Soledad, maldito tesoro”

I wish…

Quisiera atrapar a ese ágil pajarillo que revolotea sobre mis pensamientos para pedirles prestadas sus doradas alas y ponérselas a mi alma y que volara libre hasta tu ser.

Quisiera alargar mi débil mano y escoger una de esas celestes porciones de cielo que corona mi estancia y rodearla con un parduzco lazo del ocaso, para dártelas y que vieras que ni el más preciado regalo se asemeja a ti.

Quisiera recoger una pizca de esta arena sobre la que poso mi ser enamorado y con un suave soplido de mi aliento enajenado lanzarlo a los brazos del dios Eolo para que la esparciera por tu precioso corazón, aureola de tu alma.

 

I wish………

©Javier Gómez2018