Yo, y ya está…

Supongo que cuando se llega a un sitio nuevo, lo normal es presentarse, decir quién es, hablar sobre sí mismo, en resumen, hacerles a los demás partícipes de tu buena voluntad de dar a conocer aquellos que otros ya saben. Bueno, pues ésta es la finalidad de este primer relato…presentarme.

Pero no voy a hacer una presentación física, lo cual es irrelevante, sino más bien una presentación social, algo que me asemeje al resto de seres que pululan este bonito y descuidado lugar al que llamamos TIERRA.

Soy una persona tranquila, sosegada, reservada pero a la vez nerviosa, intranquila y en parte abierta hacia los demás. ¿Ilógico? Pues sí, nadie dijo que el ser humano fuese simple, al contrario, somos seres complicados para nosotros mismos, así que os podéis hacer una idea de cómo somos hacia el resto de nuestros congéneres.

Trabajo como profesor, aunque a mí personalmente, aunque me parezca un poco ostentosa, me gusta más, la palabra EDUCADOR…..qué bonita es, ¿verdad? ¡qué ritmo tiene ese palabra! pero qué cruel es cuando la utilizamos para hacernos ver entre los demás, para marcar nuestro territorio, o para establecer quién es mejor profesor que otro, porque claro, si yo tengo una profesión y a esa profesión le añado una vocación….pues, ya tenemos la perfección de mi persona…….¡qué equivocados estamos si pensamos que somos más que otros! esta mañana he leído una frase que decía: La grandeza del hombre está en reconocer su propia pequeñez……

Pues esa idea es la que me ha conducido hasta este punto de crear relatos sobre mi persona… ¿Narcisista? Tal vez, pero a mis alumnos y alumnas muchas veces les digo lo siguiente: “si no te quieres, te mimas y te cuidas tú mismo/a, ¿quién lo hará por ti?

Quizás este primer artículo este basado en mi deseo eterno de ser cuidado, mimado y querido, o simplemente en mi deseo de no pasar desapercibido…en fin, creo que más que aclarar una presentación lógica sobre mí mismo, he ayudado a que tu opinión sobre mí, esté ahora más confusa si cabe…pero como dije al principio: ¿QUÍÉN DIJO QUE EL SER HUMANO FUESE SIMPLE?

©Javier Gómez2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.